La Escuelita bajo la Ramada

Read this post in English.

A pesar de que hay una escuela pública cerca de la comunidad Getsemaní, es demasiado pequeña para satisfacer la demanda de la zona.  Al inicio de cada año escolar, los padres tienen que hacer cola afuera de la escuela la noche antes e que se inicie la inscripción para que sus hijos puedan asistir a la escuela.  Además, las oportunidades para educación parvularia son muy limitadas en la zona y muy caras para familias de escasos recursos como las que viven en Getsemaní.

Frente a este problema, Martha y otros líderes de la comunidad han decidido ser muy proactivos y buscar una solución.  Durante Semana Santa, ellos empezaron una escuelita comunitaria bajo la ramada en la zona verde.  Pusieron mesitas y sillas y sacaron las crayolas y papel que otros voluntarios les habían donado anteriormente.  En menos de media hora, docenas de niños—acompañados por adultos de la comunidad y voluntarios—estaban coloreando con mucha alegría.

Esta primera semana—mientras los niños que van a la escuela pública estaban de vacación—sirvió como un proyecto piloto, con resultados muy exitosos.  Una voluntaria de la Iglesia Presbiteriana Myers Park, Natalie Beckett, estuvo encantada mientras trabajaba con los niños toda la semana.  Según el blog de MPPC, “Los niños siempre la seguían, la abrazaban y practicaban inglés con ella. Pero la alegría que ellos expresaron después de pocos días con Natalie era impresionante.  Durante la despedida, la abrazaron como nosotros abrazamos a nuestros hijos antes de que se vayan para un largo viaje.”

Ahora que varios de los niños han regresado a la escuela, los que no son tan afortunados siguen asistiendo a  “la escuela de Getsemaní.”  Hasta 18 niños y niñas entre tres y ocho años de edad llegan todos los días.  Los líderes comunitarios tuvieron una reunión con los padres de familia para explicarles que—aunque los recursos disponibles son pocos—tienen la esperanza de ofrecer una iniciativa educativa formal.  La junta directiva de la ADESCO recaudó fondos por medio de una excursión comunitaria a la playa, y tiene planes de seguir gestionando fondos para poder construir mesitas de madera para los estudiantes.  Están solicitando a cada familia que provea las sillas para sus hijos.  Aunque no tienen libros todavía, están utilizando los libros que algunos de los otros niños de la comunidad tienen.

–Equipo de Hábitat El Salvador

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: