Una Experiencia Increíble

Read this post in English.

Ayer fue un día lleno de gratitud.  Que maravilloso es sentir el agradecimiento de las personas es como haber recibido un regalo.  Un miembro de una familia socia expresó su agradecimiento llorando mientras decía “Gracias, gracias, gracias. Dios se los pagará, pues yo no tengo nada que puedo darles por haber cambiado mi vida.”  Después de varias traducciones de la gratitud que nos ofrecían los miembros de la comunidad y las familias socias, nuestro amigo Bruce de California nos recordó a todos que  no deberíamos recibir la gratitud sino más bien “ha sido nuestro HONOR tener la oportunidad de apoyarles.”  Me dio escalofríos cuando lo dijo, y también ahora que lo escribo.  Fue un honor.

Hay tantas personas en el mundo que tienen menos que uno, y nos puede abrumar pensar en cómo es posible hacer la diferencia. Pero me acuerdo de la historia del niño en la playa llena de miles de estrellas de mar, dejadas por la marea baja.  Mientras él las tiraba al mar, un desconocido le preguntó porqué se preocupaba, pues sus esfuerzos eran mínimos en comparación con los miles de estrellas de mar que no alcanzaría a salvar.  El niño tiró una estrella al mar y respondió, “para ella es importante.”

Para nuestros amigos en Getsemaní durante la Semana Santa, fue importante nuestra presencia.

–Brigada de la Iglesia Presbiteriana Myers Park

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: